lunes, 16 de marzo de 2009

Guachirongo, aquél que por una locha se ganó su nombre

Hace unos días pensaba en un nombre raro que escuché por primera vez en mi Barquisimeto natal: “Guachirongo”. Guachirongo es un nombre que todo guaro ha escuchado alguna vez, ya sea de carajito o de grande, y que en los tiempos más recientes ha estado asociado a un Centro cultural de larga trayectoria en la ciudad de Barquisimeto.

Pero este Centro Cultural tomó su nombre prestado de un personaje guaro de los años 30 del siglo pasado que acompañado de gran cantidad de perros y niños se paseaba por las calles de Barquisimeto cantando y bailando con gran alegría. Este hombre de apariencia descuidada y descansos rostro al viento era visto con frecuencia en los alrededores del mercado del Manteco y la esquina de las perinolas captando con su espontaneidad la atención de los allí presentes, ya que a cambio de una locha gritaba con voz fuerte: ¡guachirongo, guachirongo!

Como nadie sabía qué podía significar aquél grito y mucho menos saber cuál era el nombre de aquél sujeto, los pequeños decidieron llamarle según su propio grito: Guachirongo. Si era poeta, si era loco, si era un soñador, nadie lo sabía, sólo se conocía de su alegría por los más pequeños.

De aquello han pasado unos ochenta años y aún sigue presente en el recuerdo de los guaros aquél que por una locha se ganó su nombre. Julio Garmendia, reconocido cuentista venezolano (nacido en el Tocuyo) le rindió merecido homenaje en un cuento llamado como su inspirador: Guachirongo.

12 comentarios:

Ismar Daniela dijo...

naguara de historia! yo nunca me habia puesto a pensar el origen de ese nombre que en barquisimeto es representado por un centro cultural muy bonito e historico!

Anónimo dijo...

hay a mi no me interesa esa historia ahorita es que me pongo a verla y es porque me mandaron a hacer una tarea sobre eso.....

guachirongo 98 dijo...

es muy bonita la historia yo trabajo en la radio y me gusta mucho por trabajar con la cultura si necesitan a alguien que ayude escojamme a mi

Anónimo dijo...

excelente historia aunque deberian darse mas detalles. EL PUEBLO REALMENTE LIBRE CONOCE CADA GRAMO DE SU HISTORIA Y LA DEFIENDE CON CADA CENTIMETRO DE SU CONCIENCIA

Anónimo dijo...

Sí es muy bonita su historia, había encontrado en internet el libro completo de Garmendia, pero ahora no lo consigo para publicar el link y que puedan tenerla, seguiré en la búsqueda.

María Alejandra

Anónimo dijo...

ayer conoci el sitio cultural guachirongo, se los recomiendo, de verdad es otraa nota :)

Anónimo dijo...

exelente historia ya mi abuelo me la habia contado hace años atras el formo parte de esos niños que compartio con guachirongo, en barquisimeto, me conto la historia luego de que le pusiera a un perro que el me regalo guachirongo,y yo le pregunte de donde habia sacado ese nombre, ya mi abuelo murio pero aun recuerdo su historia

Anónimo dijo...

ALGUIEN ME PUEDE DECIR DONDE O COMO O QUIZAS ALGUIEN COMENTE EL CUENTO DE GUACHIRONGO QUE ME MANDARON UNA TAREA SOBRE ESO (LO DEJE PARA ULTIMA HORA) Y LO NESESITO PARA MAÑANA Y NO LO ENCUENTRO AYUDAAAAAAAAAA

Anónimo dijo...

TAMBIÉN SE DICE QUE EN LOS ATARDECERES BARQUISIMETANO SE LE DICEN A PARTE DE CREPÚSCULOS, GUACHIRONGO, YA QUE EL VEÍA EL ATARDECER Y EMPEZABA A GRITAR: G U A C H I R O N G OOOOOOOOOOO

Anónimo dijo...

Guachirongo le dicen a un conocido mio allá en Barquisimeto, llamado Wilmer Peraza quien es el creador y fundador del Centro Cultural Guachirongo

Anónimo dijo...

Uff me acorde de este nombre y recuerdo que la esta historia la ley cuando estaba estudiando 4to año de bachillerato por alla en los años 80.

Anónimo dijo...

eso es hay no es lo que todo el mundo cree.

Publicar un comentario en la entrada